Actualizado: 17 de abril de 2024
NOMBRE: Lukin Sergey Aleksandrovich
Fecha de nacimiento: 10 de octubre de 1971
Situación actual de la causa penal: Acusado
Artículos del Código Penal de la Federación de Rusia: 282.2 (2)
Limitaciones actuales: Reconocimiento de no salir

Biografía

En enero de 2023, Sergey Lukin, un empresario de Biysk, tras un registro en su casa, se vio envuelto en un caso penal sobre extremismo solo por su fe en Jehová Dios.

Sergey nació en octubre de 1971 en Biysk (Territorio de Altái). Tiene dos hermanas paternas y una hermana materna. Los padres están divorciados desde hace más de 40 años. A la edad de 8 años, el niño se mudó con su madre al Lejano Oriente, y más tarde a Dneprodzerzhinsk (ahora Kamenskoye, Ucrania). En 1989, después de graduarse de la escuela, el joven regresó a Biysk con su padre.

De niño, a Sergey le gustaban los deportes: se dedicaba al baloncesto, al atletismo y a la lucha libre. Recibió una educación técnica y económica superior, y también tiene la condición de gerente de arbitraje. Sergey se dedicó a los negocios, administró empresas de fabricación, comercio y construcción. Ahora es dueño de un vivero de peces, donde cultiva valiosas especies de peces.

En 1991, Sergey se casó con su compañera de clase Yelena. La pareja crió a un hijo y una hija, ya tienen una nieta.

Sergey comenzó a estudiar la Biblia para encontrar contradicciones en ella, pero al final, 5 años después, finalmente se convenció de que este libro era consistente y confiable. En 2010 emprendió el camino cristiano. Su esposa e hijos no comparten sus creencias, pero aman y respetan a Sergey.

El registro y el enjuiciamiento penal fueron un shock para la familia Lukin, pero conociendo a su esposo y padre, están convencidos de que las acusaciones de extremismo no son razonables. Los familiares apoyan plenamente a Sergey.

Historia del caso

En diciembre de 2022, el Comité de Investigación de Biysk abrió una causa penal contra personas no identificadas. En el marco de este caso, en enero de 2023 se llevaron a cabo registros en los domicilios de los testigos de Jehová locales. El sospechoso era un respetado hombre de negocios, oriundo de la ciudad, Sergey Lukin. Según los investigadores, participó en las “actividades de una organización extremista”, así es como se interpretó una reunión ordinaria de creyentes para discutir la Biblia. El motivo de la acusación penal fue la declaración de un hombre que supuestamente estaba interesado en la Biblia. Después del interrogatorio, Lukin fue puesto en libertad bajo fianza.