Actualizado: 19 de abril de 2024
NOMBRE: Kapitonov Eduard Germanovich
Fecha de nacimiento: 10 de abril de 1965
Situación actual de la causa penal: Acusado
Artículos del Código Penal de la Federación de Rusia: 282.2 (1)
Limitaciones actuales: Reconocimiento de no salir

Biografía

Tras una oleada de registros en Yoshkar-Ola en la primavera de 2022, Eduard Kapitonov, su hijo Ilya y otros 7 hombres fueron acusados de extremismo debido a su religión.

Eduard nació en 1965 en el pueblo de Vasilenki (Mari El). De niño, le encantaba practicar deportes: fútbol y voleibol.

Después de la educación secundaria, Eduard aprendió a ser conductor, y durante las vacaciones trabajó como ayudante de operador de cosechadoras. Después del ejército, trabajó durante un año y medio en una granja estatal como electricista, y luego se fue al Extremo Norte en la ciudad de Noyabrsk, Área Autónoma de Yamalo-Nenets. Allí trabajó durante 13 años como conductor, después de lo cual se mudó con su familia a Yoshkar-Ola, donde continuó trabajando como conductor y se graduó como técnico de carpintería. Eduard tiene más de 40 años de experiencia laboral y desde 2016 es un veterano del trabajo.

Eduard conoció a su futura esposa Alevtina en Yoshkar-Ola cuando estaba allí de vacaciones desde Noyabrsk. Trabaja como dependienta en una fábrica. La pareja tiene dos hijos: el primero, su hija Ksenia y su hijo Ilya. Ksenia enseña informática en un centro infantil e Ilya estudia derecho en la universidad. Comparten las creencias religiosas de sus padres.

Eduard y Alevtina se interesaron en las enseñanzas bíblicas en 1996. El amor por este libro y por Dios motivó a la pareja a hacerse testigos de Jehová; primero, Alevtina, y después, en 2014, Eduard.

En su tiempo libre, a Eduard le gusta la jardinería, la horticultura, pasar tiempo al aire libre con su familia, hacer picnics y pescar. Además, la familia a menudo invita a sus amigos.

Debido a la persecución penal, se hizo más difícil para Eduard cuidar de su familia. Fue incluido en la lista de extremistas de Rosfin, sus cuentas bancarias fueron bloqueadas y sus propiedades fueron confiscadas. Debido al estrés que experimentaba, su sueño se resentía y a menudo tenía presión arterial alta.

Historia del caso

En abril de 2022, el FSB abrió una causa penal contra los testigos de Jehová de Yoshkar-Ola. Se llevaron a cabo registros en nueve domicilios, y los agentes del orden utilizaron la fuerza contra uno de los creyentes, Yevgeny Plotnikov. Fue detenido y posteriormente trasladado a un centro de detención preventiva. En agosto de 2022, Yevgeniy fue puesto bajo arresto domiciliario y, en octubre, se le prohibieron ciertas acciones. Desde diciembre del mismo año, el investigador del FSB comenzó a involucrar a otros residentes de la ciudad como acusados: Sergey Kulikov y su hijo Alexei, Eduard Kapitonov y su hijo Ilya, Igor Alekseev, Vladimir Usenko y Denis Petrov. El investigador consideró su confesión de fe como acciones de naturaleza extremista. A los creyentes se les ordenó que no abandonaran el lugar.