Acciones de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley

En Surgut, los testigos de Jehová han sido registrados de nuevo, incluidos los que fueron torturados por las fuerzas de seguridad

Área Autónoma de Khanty-Mansi

A primera hora de la mañana del 7 de julio de 2022, se llevaron a cabo registros en Surgut en al menos 5 viviendas de creyentes. Las fuerzas de seguridad volvieron a acudir a los apartamentos de Kirill Severinchk y Yevgeniy Kayryak, que fueron torturados por las fuerzas de seguridad en 2019.

La nueva redada fue llevada a cabo por los oficiales del 4º departamento de investigación de la Dirección Principal de Investigación del Comité de Investigación de Rusia con la participación de agentes del Ministerio del Interior local y del Servicio Federal de Seguridad para la región de Tiumén y el OMON del Departamento de la Guardia Rusa para el Área Autónoma de Khanty-Mansi. Según testigos presenciales, los agentes del orden se comportaron con respeto hacia los creyentes. Las fuerzas de seguridad incautaron Biblias, fotografías personales, dispositivos electrónicos, medios de almacenamiento, tarjetas bancarias y un juego de mesa.

Una de las personas a las que acudieron los agentes de la ley fue la familia de Kirill Severinchik, de 24 años. Tras el registro, el joven fue trasladado al departamento para ser interrogado, tras lo cual fue puesto en libertad. Durante las redadas masivas de febrero de 2019, Kirill y su padre, Artur Severinchik, junto con otros creyentes, fueron brutalmente golpeados por las fuerzas de seguridad, lo que les obligó a autoincriminarse. Kirill no fue detenido entonces, pero su padre fue enviado a un centro de detención preventiva, donde permaneció durante casi un mes. Ahora el creyente está siendo juzgado por extremismo y está bajo arresto domiciliario.

Para llevar a cabo un registro similar, los agentes de la ley acudieron al apartamento de Yevgeniy Kayryak, que también fue torturado en el invierno de 2019. En estos momentos se encuentra bajo arresto domiciliario, siendo acusado en la misma causa penal que Artur Severinchik.

Cabe destacar que los registros anteriores de Kayryak y otro creyente en el mismo año fueron declarados ilegales. Tras reunirse con familiares de las víctimas, Mijaíl Fedotov, presidente del Consejo Presidencial Ruso para el Desarrollo de la Sociedad Civil y los Derechos Humanos, dijo: "La tortura es absolutamente inaceptable, y las denuncias de tortura deben verificarse de la forma más completa y exhaustiva posible. No podemos permitir que exista tal maldad en nuestra tierra".

"Ninguna de las fuerzas de seguridad que violaron gravemente la ley ha sido castigada todavía. La impunidad lleva al hecho de que el enjuiciamiento penal injustificado de los testigos de Jehová por su fe continúa no solo en Surgut, sino en toda Rusia", comentó Yaroslav Sivulskiy, representante de la Asociación Europea de Testigos de Jehová, sobre la situación.

En la actualidad, se han incoado 5 causas penales en la zona autónoma de Khanty-Mansi contra 23 civiles de la región, 19 de los cuales viven en Surgut.

Caso de Loginov y otros en Surgut

Historia del caso
En febrero de 2019, el Comité de Investigación abrió una causa penal contra 18 hombres y 1 mujer de Surgut (entre ellos un hombre confundido con un testigo de Jehová). Sus casas fueron registradas. Durante los interrogatorios, 7 creyentes fueron sometidos a violencia. Artur Severinchik fue enviado a un centro de detención preventiva durante 29 días, y Yevgeny Fedin y Sergey Loginov, durante 56. Timofey Zhukov fue internado ilegalmente en un hospital psiquiátrico durante 14 días. Los creyentes se quejaron del uso de la tortura ante el Comité de Investigación, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y el Comisionado para los Derechos Humanos, se celebró una conferencia de prensa con la participación de defensores de los derechos humanos, pero ninguno de los miembros de las fuerzas de seguridad fue llevado ante la justicia. En octubre de 2021, los materiales del caso se presentaron al tribunal. El fiscal pidió prisión para los acusados por un período de 3 años y 3 meses a 8,5 años de prisión, y para Loginov por 9,5 años, que fue la solicitud más severa de castigo por creer en Jehová Dios en la Rusia moderna.
Cronología

Demandados en el caso

Resumen del caso

Región:
Área Autónoma de Khanty-Mansi
Asentamiento:
Surgut
Lo que se sospecha de:
pronunciar discursos, participar en la predicación pública de los Testigos con miembros locales, reunirse con voluntarios de educación bíblica y asistentes de congregación nombrados, y tener como objetivo organizar a los hombres nombrados en la congregación de Vzlyotnove
Número de causa penal:
42002007709000023
Instituido:
11 de febrero de 2019
Etapa actual del caso:
Apelación
Investigando:
Departamento de Investigación de la ciudad de Surgut de la Dirección de Investigación del Comité de Investigación de la Federación de Rusia para la Región de Khanty-Mansi
Artículos del Código Penal de la Federación de Rusia:
282.2 (1), 282.3 (1), 282.2 (2)
Número de caso judicial:
№ 1-27/2023 (1-130/2022; 1-1348/2021)
Tribunal:
Сургутский городской суд
Juez:
Дмитрий Люпин
Historia del caso